REGIONAL | Opinión de Cirilo Luis Álvarez | Hijo de la Gran Rusia

El columinsta de soy-de.com reflexiona sobre Rusia y Ucrania

El columinsta de soy-de.com reflexiona sobre Rusia y Ucrania

Cirilo Luis Álvarez firma la columna Soy Poeta para Soy-de.

Por las ansias expansionistas de un tirano comenzó la segunda guerra mundial.

 

Por las ansias de poder de otros muchos, desde las postreras del siglo XX hasta nuestros días, cientos de guerras han salpicado la faz del planeta por todos sus puntos cardinales y plagado el corazón humano de estupor y vergüenza ajena.

 

Ahora, en la era de la información, de las nuevas tecnologías, la globalización, el cambio climático y la pandemia entre otras, aparece de nuevo un autócrata sin escrúpulos, rodeado de oligarcas, sin aprecio ni respeto alguno por la vida humana.

 

Y en un malabar juego de tronos, digno de la magia negra, se presentan ante medio mundo como los salvadores del planeta ante el mal, sin especificar y aclarar que el propio Belcebú son ellos mismos y sus tácticas de opresión para con su propio pueblo o para todo aquel que se ponga por delante, ante su infame proyecto de controlar o cambiar una parte del mundo tal y como lo conocemos.

 

No importa el dolor y la miseria que causen. No importa el sufrimiento del inocente.

 

Y en el nombre de paz y justicia, a todas luces se oculta, el verdadero motivo del conflicto que mantiene en vilo y sin respiración al planeta en estas jornadas y que no es otro que robar libertad y recursos a un vecino pueblo soberano, convirtiendo sus ciudades y campos, en ruinas e inmensos mataderos.

 



La guerra no está justificada

 

Maldito sea el que no respeta la vida del congénere, maldito sea, el que convierte en cacería, el libre pensamiento del contrario.

 

Al igual que en la mente de Napoleón, Hitler o Mussolini, en los delirios de un paranoico del siglo XXI, hijo de la Gran Rusia, importan un comino la existencia de reglas y acuerdos, únicamente priman sed de poder, expansionismo territorial y expolio de recursos naturales, dejando al margen y usando como instrumentos de coacción, la vida de civiles inocentes.

 

La guerra no está justificada, ni siquiera para distraer al propio pueblo de los problemas internos, más si cabe cuando se emprende una lucha fraticida entre hermanos de la misma sangre.

 

Tambores de guerra resuenan en el aire en el primer mundo, pero no olvidemos que en otros mil lugares del planeta, de no tan recio abolengo, llevan resonando décadas.

Comentarios
¿Quieres comentar esta noticia? Déjanos tu opinión rellenando este formulario
 

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR